Los vecinos de Valencia alegan para que las bicicletas no circulen por calles peatonales

0 Comentarios
La Federación propone que los usuarios de patinetes lleven casco obligatorio y poder aparcar el coche en el carril bus por las noches

La Federación de Vecinos de Valencia ha difundido hoy las alegaciones que presentará en los próximos días a la nueva ordenanza de Movilidad. La presidenta de la entidad, María José Broseta, asegura que el propósito es garantizar la seguridad de los peatones y de las personas con movilidad reducida, así como evitar problemas de convivencia con los usuarios de otros medios de transporte. Según Broseta, «el preámbulo de la Ordenanza habla, entendemos que de forma engañosa, de proteger e incentivar los desplazamientos peatonales; sin embargo, en la práctica esta normativa supone la consolidación de una reducción del espacio de uso exclusivo para los viandantes en calles y plazas peatonales a favor de los patinetes eléctricos y las bicicletas, aspectos son los principales motivos de alegación». La dirigente vecinal ha insistido en que «para esta Federación, los espacios peatonales, ya de por sí reducidos por la invasión de terrazas, mobiliario comercial e incluso top manta, deben ser de uso exclusivo para los viandantes y personas con movilidad reducida, especialmente en aquellas zonas con más afluencia de peatones». Así pues, la Federación propone el siguiente texto para el artículo 33, apartado D punto 1: «En las calles residenciales, zonas 30 y zonas de coexistencia las bicicletas circularán por la calzada, salvo que exista carril bici. En calles y plazas peatonales los ciclistas deberán bajar de la bici e ir andando junto a ella. Se podrá circular en sentido contrario siempre y cuando las condiciones de la vía lo permitan y esté debidamente señalizado». En el caso de los patinetes, se traslada (artículo 45 apartado 2) que «en lo referente a las zonas de circulación y velocidades, todos los VMP se regirán por las mismas normas que las bicis, por tanto, deberán circular obligatoriamente por carriles bici o por las calzadas de ciclocalles o zonas 30. En ningún caso podrán circular por aceras ni por calles y plazas peatonales, por donde deberán bajarse y circular andando junto al dispositivo. En los carriles bicis, podrán circular a una velocidad máxima de 20 kilómetros por hora en los carriles bici sobre la calzada y de 15 kilómetros por hora en los carriles bici sobre las aceras». La Federación apuesta además por unificar la normativa de los patinetes sin discriminar en función de la potencia. Para Broseta, «la distinción de tipos A y B de los VMP generará confusión y dificultades para la Policía a la hora de aplicar la ordenanza; todos los patinetes eléctricos deben tener el mismo tratamiento». Por tanto, el siguiente artículo único para definir a los VMP: «Vehículos autoequilibrados y patinetes eléctricos de capacidad máxima de una plaza. Dispondrán de timbre en el caso de los patinetes, frenos, luces delantera y trasera y catadióptricos. El uso del casco es obligatorio. Cuando circulen por la noche o en condiciones de baja visibilidad será obligatorio que usen una prenda, chaleco o banda reflectante». Además, la Federación considera que debe ser obligatorio que estos vehículos circulen por el carril bici cuando este exista. En caso contrario, deberían circular por la calzada en el caso de zonas 30 y áreas de prioridad residencial o por el carril derecho. También se solicita que se supriman los artículos que permiten a los ciclistas saltarse semáforos en determinados supuestos al considerar que va en detrimento de la seguridad de los peatones. La Federación solicita también que se permita el estacionamiento nocturno en el carril bus fuera del horario de las líneas nocturnas de la EMT y hasta el comienzo del servicio ordinario y en las vías por las que no discurran líneas nocturnas.

Otras consideraciones

En el documento de alegaciones la Federación pide que se tengan en consideración varias propuestas para mejorar la ordenanza, sobre todo encaminadas a la educación vial. Por ejemplo, propone que se obligue a todas las empresas de alquiler de bicicletas y patinetes a que informen verbalmente y documentalmente de las reglas básicas de circulación dispuestas en esta ordenanza. También que se incluya la posibilidad de requisar bicis o patinetes ante infracciones graves y que sea obligatorio realizar un curso de seguridad vial para recuperarla, además hacer efectivo el pago de la sanción. Además, la Federación considera indispensable incluir la realización de charlas sobre educación vial en los colegios en las que se expliquen aspectos básicos de la ordenanza. Fuente: lasprovincias.es Fuente imagen: lasprovincias.es

María José Broseta: “El turismo masivo se ha convertido en un problema para toda la ciudad”El PP denuncia un aumento del 10% en el número de quejas sobre movilidad

Comparte tu comentario

Entradas recientes
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com