¿Se puede publicar en el tablón de anuncios el listado de morosos de la comunidad?

0 Comentarios

Las buenas intenciones en pagar la cuota de la comunidad La Colmena se han quedado en eso, en simplemente palabras. Asunción y Julián, vecinos del ático y morosos profesionales, se la han vuelto a jugar a sus vecinos. Si bien es cierto que, alertados por el inicio de acciones judiciales, se pusieron al corriente en el pago, meses después la situación vuelve a ser la misma: ya deben cuatro meses de cuotas. Paquita está que trina. “Si yo pago religiosamente, por qué el resto no”, masculla entre dientes. Razón no le falta, pero hecha la ley hecha la trampa y “hoy por hoy, aunque se han mejorado los mecanismos para acabar con los problemas que acarrean aquellos propietarios que pueden pagar pero no quieren, todavía queda mucho por hacer”, piensa el presidente de la comunidad, Mariano. “¿Y qué podemos hacer? ¿Ponemos sus nombres y el dinero que deben en el tablón de anuncios para que lo vean todos?”, insistió Paquita. Cierto es que nadie quiere ver expuesta su situación económica y mucho menos ponerla en boca de todos los vecinos, “pero no queda otra solución”, razonó el presidente. Inmediatamente requirió a Gregorio, el administrador, la información contable para incluir en el listado de morosos y publicarlo en el tablón de la comunidad. Sin embargo, Gregorio matizó que aunque la convocatoria de la junta debe incluir una relación de los propietarios que no están al corriente en el pago de las deudas vencidas a la comunidad y advertir como consecuencia de ello de la privación del derecho de voto, “la exposición de la lista de morosos es una infracción del deber de secreto según lo dispuesto en la Ley Orgánica de Protección de Datos”. “Sólo está justificada esta publicación cuando no se haya podido notificar la deuda a los propietarios, y no es el caso”, aclaró. Además de informar de las consecuencias de la publicación de datos morosos, el administrador instó a la comunidad a regular el uso del tablón: acordar eltipo de comunicaciones y notificaciones que del mismo se pueden colgar. “Del mismo modo”, añadió el administrador, “este tablón debe disponer de una llave para evitar posibles actuaciones no autorizadas y designar a las personas (normalmente, el presidente y el secretario) que tienen acceso a la misma…”. ¿Por qué?, le interrumpió muy enfadada Paquita. “Porque si se exponen, por ejemplo, números de cuentas corrientes, sentencias a favor o en contra de un vecino o información de otra índole que pueda suponer un perjuicio para un propietario, la Agencia de Protección de Datos podrá sancionar a la comunidad con multas”, le contestó. Y Paquita asintió y no rechistó. No era peccata minuta.

Condenan a una comunidad de propietarios por la caída de un niñoProyecto de supresión de barreras arquitectónicas en Zona Campanar

Comparte tu comentario

Entradas recientes
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com