Las comunidades de vecinos podrán consumir su propia energía solar

0 Comentarios

El Constitucional levanta la prohibición al autoconsumo en edificios e instalaciones de uso colectivo, como los polígonos industriales

La directora general de la Energía cree que el fallo abre la puerta al aprovechamiento del sol en la Región

Las comunidades de vecinos podrán generar a partir de ahora energía fotovoltaica para atender sus propias necesidades de consumo eléctrico. Una sentencia del Tribunal Constitucional ha levantado la prohibición al autoconsumo en las instalaciones de uso colectivo, que ha impedido la instalación de plantas solares en edificios, urbanizaciones e incluso polígonos industriales, según explicó la directora general de Energía y Actividad Industrial y Minera, Esther Marín. El fallo, que se ha producido a raíz de un recurso de la Generalitat de Cataluña contra una ley estatal, abre la puerta a la creación de plantas solares que abaratarían la factura eléctrica al aportar parte de la electricidad que consume el alumbrado de la escalera y las zonas comunes, el ascensor, las puertas del garaje o las depuradoras de las piscinas. La sentencia permite recuperar las esperanzas de desarrollar la energía fotovoltaica en la Región para uso doméstico e industrial, después del varapalo que supuso la anulación de la ley murciana de las energías renovables por parte del Constitucional, con la que se truncó la desaparición del impuesto al sol en Murcia. El Tribunal Constitucional ha estimado en parte un conflicto de competencias planteado por el Ejecutivo catalán contra un real decreto de octubre de 2015, en el que se establece que, «en ningún caso, un generador se podrá conectar a la red interior de varios consumidores». Esto implicaba que «por ley estaba prohibido que un bloque de viviendas instalara placas solares», explicó Esther Marín, quien vislumbra grandes posibilidades para el aprovechamiento de la energía solar en la Región a partir del fallo del Constitucional. La directora general de Energía cree que, una vez desaparecida esta prohibición, las comunidades de vecinos «podrán instalar plantas solares para generar parte de la electricidad que consumen», aunque tendrán que seguir conectadas a la red eléctrica para poder consumir por la noche o en las horas en que la luz solar no aporta la energía necesaria, «mientras no dispongan de baterías para almacenar la energía no consumida». Marín piensa dirigirse al Ministerio para que aclare «cuáles van a ser las reglas del juego» tras la decisión del Constitucional. «Estamos estudiando la sentencia», indicó, dado que todavía «hay dudas» sobre el margen de maniobra que permitirá. Añadió que la Dirección General está preparando una jornada técnica con el objetivo de reunir a los expertos y a las empresas del sector para analizar el alcance de la sentencia y establecer los pasos a dar a partir de ahora. «Las eléctricas intentan ponerle puertas al campo» También la Asociación Empresarial de Energías Renovables de la Región (Aremur), que preside José Marín Vázquez, se felicita por la sentencia del Tribunal Constitucional que permite el autoconsumo a las comunidades de vecinos. José Marín considera que la prohibición impuesta para impedirles generar su propia energía es consecuencia de las presiones de las compañías eléctricas. «Nosotros decíamos que era una aberración», aseguró, dado que mientras el autoconsumo está imponiéndose en todo el mundo, España sigue poniendo impedimentos al aprovechamiento del sol. «Las eléctricas tratan de ponerle puertas al campo», indicó. Aunque entiende que la instalación de plantas solares en las azoteas o en los jardines y zonas comunes de los edificios no será inmediata, dado que antes será necesario adaptar la legislación e incorporarla a la normativa de las autonomías, da por hecho que el levantamiento de la prohibición abre la puerta a las comunidades de vecinos para generar su propia energía. «Esto es un primer paso. Habrá que esperar», señaló. Marín Vazquez explicó que en otros países se han establecido fórmulas que permiten verter a la red la energía no consumida en las plantas fotovoltaicas domésticas a cambio de recuperar parte de esa electricidad durante las horas en que no hay generación. Se trata del sistema denominado ´balance neto´, que permite optimizar la capacidad de generación de las instalaciones fotovoltaicas destinada al autoconsumo, en lugar de penalizarla. Por eso, criticó la aplicación del impuesto al sol, que considera «absurdo. Es como ponerle un impuesto a la lluvia», indicó. Fuente: laopiniondemurcia.es Autor: M. J. Gil

Las obligaciones fiscales de las comunidades de vecinos suben un 20% entre 2012 y 2017El Poder Judicial plantea implicar a comunidades de vecinos en la lucha contra la violencia machista

Comparte tu comentario

Entradas recientes
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com