Valencia fase 2: piscinas comunitarias con aforo reducido y cita previa para bañarse por turnos

0 Comentarios

La estampa de las piscinas comunitarias vacías tiene los días contados. La Comunidad Valenciana entrará el próximo lunes, 1 de junio, en la fase dos de la desescalada del confinamiento por el coronavirus.

Entre las medidas de alivio a las restricciones impuestas durante el estado de alarma por el Covid-19 en la fase dos se incluyen los permisos para los baños recreativos en la playa (cuya regulación correrá a cargo de los ayuntamientos) y la apertura de piscinas.

[Valencia fase 2: nuevos horarios para paseos, deportes y personas mayores a partir de este lunes]

En el caso de las piscinas que forman parte de comunidades de vecinos, a lo largo de la esta semana los administradores de fincas han remitido ya las circulares que indican en qué condiciones podrán utilizarse estas instalaciones. De hecho, la previsión es que las provincias de Valencia, Alicante y Castellón pasen a la fase dos de la desescalada a partir del próximo lunes.

Con todo, el Consejo General de Colegios de Administraciones de Fincas advierte del elevado coste que puede suponer para las comunidades de vecinos el cumplimiento de los requisitos impuestos por el Ministerio de Sanidad. Además, lamenta que «la normativa no está siendo completamente clara en lo que respecta a las comunidades de propietarios».

Desde que la Comunidad Valenciana avance a la fase 2 de la desescalada, y mientras siga en vigor el estado de alarma, las piscinas comunitarias deben cumplir los siguientes requisitos.

-El aforo máximo permitido será del treinta por ciento de la capacidad de la instalación, siempre que sea posible respetar la distancia de seguridad entre usuarios de dos metros.

– Se requerirá la concertación de cita previa, organizándose horarios por turnos, fuera de los cuales no se podrá permanecer en la instalación.

-Con carácter previo a su apertura se deberá llevar a cabo la limpieza y desinfección de las instalaciones con especial atención a los espacios cerrados como vestuarios o baños. Asimismo, se deberán limpiar y desinfectar los diferentes equipos y materiales como vasos, corcheras, rejillas perimetrales o el botiquín.

– En aquellas superficies en contacto frecuente con las manos de los usuarios, como pomos de las puertas de los vestuarios, o barandillas, se deberá llevar a cabo una limpieza y desinfección, al menos tres veces al día.

– Se recordará a los usuarios por medios de cartelería visible o mensajes de megafonía las normas de higiene y prevención a observar, señalando la necesidad de abandonar la instalación ante cualquier síntoma compatible con el Covid-19.

– En las zonas de estancia de los usuarios, se debe establecer una distribución espacial para garantizar la distancia de seguridad de al menos dos metros entre los usuarios mediante señales en el suelo limitando los espacios. Todos los objetos personales, como toallas, deben permanecer dentro del perímetro de seguridad de dos metros establecido, evitando contacto con el resto de usuarios.

– No se podrá hacer uso de las duchas de los vestuarios ni de las fuentes de agua.
Fuente: abc.es (Alberto Caparrós)

Tras el COVID-19 puede aumentar la morosidad en las comunidades de vecinosEl coronavirus asfixiará aún más a las comunidades de vecinos

Comparte tu comentario

Entradas recientes
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com