Los administradores de fincas como servicio esencial

0 Comentarios

El apoyo a las comunidades vecinales en circunstancias como las de Filomena constituye una tarea añadida, pero también fundamental Las consecuencias de Filomena en nuestras calles, en nuestros edificios e incluso en nuestros trabajos y también en nuestras propias vidas han desatado una nueva ola de indignación contra políticos e instituciones de todo tipo. Y es que, ante situaciones tan adversas, el ser humano trata siempre de encontrar un culpable. Poco se habla, sin embargo, en esta España de quijotes anónimos, de la cantidad ingente de ciudadanos, organismos e instituciones que sin ruidos ni alharacas se han decidido a arrimar el hombro y ponerse, de nuevo, manos a la obra. Esta vez no para evitar la propagación de una pandemia, sino para colaborar en paliar los efectos de una borrasca de nieve cuya magnitud ha superado cualquier previsión por muy planificada que estuviera para devenir, como señala una y otra vez el alcalde de Madrid, en catástrofe natural. Basta con pasearse por cualquier parque de Madrid para darse cuenta de los efectos de su devastadora acción. Uno de estos organismos que practica el trabajo responsable y discreto tanto en momentos ordinarios como extraordinarios es el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid), el más grande de España, con representación en el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España (CGCAFE), con un total de 3.500 colegiados que administran más de 200.000 comunidades en el conjunto de la Comunidad de Madrid. Conscientes de que la unión hace la fuerza y de que con los medios telemáticos podíamos informar directamente al 80% de la población de Madrid que vive en comunidades de propietarios, los Administradores de Fincas Colegiados nos encargamos de realizar, durante los meses de confinamiento en la pandemia por Covid-19, la interpretación normativa de las órdenes sanitarias aplicándolas a las comunidades y le dimos traslado en tiempo real al conjunto de la ciudadanía a través de listas de emails y de whatsapps y de infografías colocadas en los portales, además de las noticias difundidas a través de los medios y las redes sociales. Durante esos meses trabajamos en una doble vertiente. Por un lado, la habitual nuestra, que es gestionar las comunidades, hacer que funcionen, algo realmente importante en momentos como los que hemos vivido, en que el 100% de la población se encuentra en sus casas. Y al mismo tiempo, la informativa para hacer llegar a todos nuestros administrados y a los ciudadanos en general indicaciones de cómo debían de comportarse las comunidades, cómo utilizar los elementos comunes, cómo limpiar esos edificios y trasladar las normas sanitarias y de convivencia. Nuestra actividad, concretada en una ardua labor preventiva y resolutiva por parte del colectivo de Administradores de Fincas Colegiados fue reconocida como esencial por las instituciones locales, autonómicas y del Estado hasta el punto de que solicitaron nuestra colaboración para la difusión de determinadas campañas de prevención, como la identificación de personas solas, las situaciones de violencia de género o la recogida de residuos domésticos en hogares con positivos. Ahora, ante este nuevo envite causado en Madrid por la borrasca Filomena, los Administradores de Fincas Colegiados del CAFMadrid hemos vuelto a actuar de la misma forma aconsejando a los ciudadanos para efectuar labores de mantenimiento en los edificios, editando una guía práctica para reclamar siniestros o solicitando a las Administraciones que contraten recursos para retirar la nieve endurecida y las placas de hielo que impiden atender el mantenimiento, conservación y suministro de los edificios. Y lo hemos hecho con la misma vocación de servicio de siempre, utilizando nuestros propios medios físicos, telemáticos y con la ayuda de los medios de comunicación, con el objetivo de orientar y ayudar a minimizar los efectos de la borrasca en las comunidades de propietarios. Ahora los servicios de emergencia de Madrid anuncian la llegada de nuevos fenómenos atmosféricos con riesgos de inundaciones y otros daños para las comunidades de propietarios y el conjunto de la ciudadanía. Los Administradores de Fincas colegiados del CAFMadrid queremos anunciar desde esta tribuna que seguiremos atentamente los acontecimientos para cumplir con nuestro trabajo al frente de las comunidades y contribuir informativamente trasladando nuestro know how a los ciudadanos en aras al bien común. Isabel Bajo es presidenta del Colegio de Administradores de Madrid y vicepresidenta del Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España (CGCAFE) Fuente: https://cincodias.elpais.com/

Un cartel con medidas anti-COVID desata el caos en una comunidad de vecinosGuía práctica para renovar el ascensor sin hundir las cuentas y la paz de la comunidad de vecinos

Comparte tu comentario

Entradas recientes
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com