Los vecinos morosos en Cataluña deben 259 millones a sus fincas

0 Comentarios
La deuda de los vecinos se reduce un 8% con respecto al 2015, mientras que la de los bancos, de 51,74 millones, es un 12% menor

Después de años en los que la morosidad en las comunidades de vecinos aumentaba sin parar y daba cuenta de la mala situación económica, los vecinos morosos han conseguido reducir la deuda contraída con sus comunidades de propietarios. El año pasado, la deuda fue de 1.665,9 millones de euros en España, y de 259,3 millones en Cataluña. En ambos casos, la morosidad fue alrededor de un 8% menor que el año anterior. La deuda de los bancos con las comunidades disminuyó aún más, un 12%, y se sitúa en 330,8 millones en España y en 51,7 millones en Cataluña.

El informe difundido ayer por el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España (CGCAFE), que recaba datos de toda España, muestra que los propietarios de inmuebles empiezan a tener margen para hacer frente a las derramas en sus fincas.La comunidad autónoma con más morosidad es Andalucía, con 320,39 millones de euros a deber, un 8% menos que en 2015. En Cataluña, la segunda comunidad que más debe, los impagos pasaron de 281,66 millones de euros en 2015 a 259,32 millones el año pasado, un 7,93% menos.

Estos datos consolidan el cambio de tendencia de la morosidad, que empezó a disminuir en 2015, aunque tímidamente. El incremento de la deuda vecinal coincidió con la crisis económica. En 2013 la deuda con las comunidades de propietarios llegó a crecer un 13%, y la espera para cobrar el importe después de una sentencia favorable a la comunidad era de 176 días, aunque en muchos casos, aunque la decisión del juez respalde a la finca, la insolvencia de los vecinos no garantiza el cobro. El perfil del moroso intencionado, el que no paga porque no quiere, representaba entonces el 35% del total, según los estudios del Observatorio de las Comunidades de Propietarios.

En 2016, la morosidad ha sido en general más baja, una tendencia que se ha reproducido en todo el territorio. Sin embargo, todavía casi el 40% de las comunidades sufren impagos, y el importe medio en cada finca es de 1.109 euros.

En Cataluña, la provincia con más morosidad en las comunidades de vecinos es la de Barcelona, con 191,01 millones de euros, mientras que la menos endeudada es Lleida, con 11,68 millones de euros. En Girona y Tarragona, los vecinos deben 27,4 millones y 29,2 millones de euros respectivamente. En las cuatro provincias catalanas, la reducción de la deuda está alrededor del 8%.

Morosidad bancaria

Además del moroso intencionado y el accidental, el que no paga por problemas económicos, la crisis trajo el perfil de las entidades financieras que, con un amplio parque de viviendas, no cumplían con sus obligaciones con las comunidades. Las entidades financieras representaban el 19% de la morosidad en 2013, un porcentaje que se ha reducido tres puntos en 2016. En 2016, en Cataluña, los bancos dejaron a deber a las comunidades 51,7 millones de euros, un 12% menos que el año anterior. Mientras que los bancos están en el 16,6% de las comunidades de vecinos españolas, el porcentaje de comunidades que sufren morosidad bancaria es el 7,2%.

Los impagos y retrasos en las derramas son, según el CGCAFE, responsables de la falta de rehabilitación y de accesibilidad de los edificios. En febrero, el Colegio de Arquitectos de Cataluña (COAC) ya alertó de los peligros que implica el poco mantenimiento que tienen las fincas. Según el COAC, cada año se debería invertir entre un 2 y un 4% del valor del inmueble en su rehabilitación, especialmente en cierres y paredes, para conseguir eficiencia energética y cumplir con las normativas europeas sobre emisiones de dióxido de carbono.

Fuente: elpais.com
Autor: JOSEP CATÀ

Un ‘Gran Hermano’ para las fincasLa Audiencia obliga a devolver al comprador los impuestos que pagó al firmar la hipoteca

Comparte tu comentario

Entradas recientes
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com