La vivienda usada en Baleares se encarece un 25,3% durante 2017

0 Comentarios
El precio de la vivienda de segunda mano experimentó en Baleares una subida del 25,3 por ciento durante el año 2017 hasta los 2.472 euros por metro cuadrado, lo que sitúa al archipiélago como la comunidad que más se encarece, según el informe anual de precios de Idealista.

El precio se incrementó en todos los municipios de las islas analizados por idealista excepto en la Colonia de Sant Jordi, donde bajó un 0,7 por ciento. La mayor subida se produjo en Palma, donde los propietarios piden un 29,1 por ciento más por sus viviendas que hace 12 meses, lo que representa la mayor subida vivida por una capital española en el último año. Le siguen los incrementos de Sant Antoni de Portmany (20,6 por ciento) y Calvià (20,1 por ciento). Santa Eulària (Ibiza) es el mercado más caro de todos los analizados en las islas (3.348 euros/m2), seguido por Sant Antoni de Portmany, con 3.076 euros/m2, y Calvià (3.062 euros/m2). En cambio, el municipio más económico de los analizados por idealista en Baleares es Inca, donde los propietarios piden un media de 1.206 euros/m2. Le siguen Sa Pobla (1.276 euros/m2) y Felanitx (1.307 euros/m2). EN TODA ESPAÑA En el ámbito estatal, el año 2017 cierra con una leve variación positiva de los precios de la vivienda usada. Los precios subieron un 2,4 por ciento en los últimos 12 meses hasta situarse en los 1.586 euros/m2. Aun así, no todos los mercados se han comportado de la misma manera, y mientras algunos crecen a tasas de dos dígitos otros lo hacen de manera más moderada y en algunos de ellos los precios siguen cayendo sin encontrar todavía su suelo. Después de Palma, la subida más importante es la de la ciudad de Málaga, en la que los precios han aumentado un 16,7 por ciento hasta los 1.934 euros/m2. Madrid finaliza 2017 con una subida interanual en el precio de la vivienda usada del 12,5 por ciento, lo que sitúa el precio del metro cuadrado en la capital en 3.285 euros. También han sido relevantes las subidas de Las Palmas de Gran Canaria (11,4 por ciento) y Valencia (10,9 por ciento). El precio medio de la vivienda usada también creció en Barcelona capital durante los últimos 12 meses (10,4 por ciento). Este incremento ha dejado el precio del metro cuadrado en 4.284 euros. Del resto de capitales también destaca la subida de Girona (6 por ciento), Toledo (5,8 por ciento), Pamplona (5,8 por ciento), Bilbao (4,9 por ciento) y Burgos, donde han crecido un 3,9 por ciento. En el otro lado de la tabla destacan las caídas de Soria, donde los propietarios han bajado sus pretensiones un 8,3 por ciento en los últimos 12 meses. Ávila también ha experimentado en 2017 un decremento del 6,9 por ciento. En este año Barcelona ha desbancado a San Sebastián como la capital española más cara (4.284 euros/m2) en la capital catalana frente a los 4.052 euros/m2 de la guipuzcoana. Tras ellas se sitúan Madrid (3.285 euros/m2) y Bilbao (2.871 euros/m2). En quinto lugar se sitúa Palma, cuyo metro cuadrado aún alcanza los 2.667 euros. En la parte opuesta de la tabla encontramos a Lleida, con 921 euros/m2. “AÑO DE LA NORMALIZACIÓN” “Si 2016 supuso un punto de inflexión en la evolución del mercado, en 2017 tendríamos que hablar del año de la normalización tanto en precios, como en transacciones e hipotecas”, ha subrayado el jefe estudios de Idealista, Fernando Encinar. Según Encinar, los precios han crecido de forma generalizada en toda España, pero todavía hay que “hablar de dos velocidades”. Los grandes mercados con los dos archipiélagos y las capitales de Madrid, Barcelona, Málaga y Valencia están empujando hacia arriba los precios. “Sin embargo en muchas áreas del interior del país todavía resulta complicado mantener ese ritmo”, ha apostillado. Con respecto a la compraventa, “a pesar de que 2017 prometía ser un año muy positivo para el sector, los últimos datos oficiales disponibles parecen confirman que nuestro temor ante la incertidumbre catalana estaba justificado”. Encinar ha señalado que el mercado inmobiliario de esta comunidad ha ralentizado de forma considerable su volumen de operaciones y “aunque por el momento esa tensión no se ha trasladado al mercado nacional, que sigue creciendo en porcentajes de dos dígitos, sin duda alguna afectará a la cuenta final de resultados”. Por otra parte, la concesión de nuevas hipotecas sigue creciendo, con oscilaciones mensuales relevantes, pero “con un acumulado anual del 11 por ciento que podría hacer terminar el año en el entorno de las 315.000 hipotecas concedidas”. Finalmente, Idealista prevé que durante 2018 el mercado inmobiliario continúe su evolución en positivo, con incrementos en el número de transacciones y concesión de hipotecas, y “con una probable subida de precios motivada por la escasez de producto de obra nueva en las grandes capitales”, ha concluido Encinar. Fuente: 20minutos.es Fuente imagen: 20minutos.es

Privación del uso de vivienda durante 6 meses por actividades molestas debidas a perrosValencia promueve la ocupación de pisos a cambio de su reforma

Comparte tu comentario

Entradas recientes
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com